Saltear al contenido principal
93 828 19 45 info@inagensl.com

Reciclaje de zinc: ¿Qué piezas pueden incluirse en este proceso?

El zinc aporta una multitud de beneficios económicos y sociales a la sociedad. Los seres humanos han encontrado una amplia gama de usos para este versátil elemento, cuyas propiedades son valoradas en muchas industrias. La aplicación más común del zinc es proteger el acero de la corrosión mediante galvanizado en caliente. El acero es uno de los materiales más utilizados en el planeta y, gracias al zinc, se puede prolongar la durabilidad del acero.

Tanto el acero como el zinc son 100% reciclables indefinidamente sin pérdida de propiedades químicas o físicas. De hecho, el acero es el material más reciclado del mundo, con prácticamente el 100% de todo el acero estructural recuperado para su recuperación y casi el 94% de las formas estructurales se construyen a partir de acero reciclado. La tasa de reciclaje de zinc es de más del 80%, lo que significa que la mayoría del zinc disponible ha sido reusado.

El zinc se puede reciclar infinitamente sin pérdida de propiedades y calidad. El nivel de reciclaje de zinc está aumentando a medida que avanza la producción de este material y las tecnologías que se necesitan en el proceso. De igual forma, el reciclaje de zinc puede realizarse en todas las etapas de producción y uso.

Reciclaje de zinc: lo que debes saber

El zinc se puede reciclar de la chatarra de los productos de latón, chatarra que proviene de galvanizado, otras piezas de zinc o el polvo de zinc filtrado por los hornos en las acerías.

La chatarra de acero puede incluirse en el reciclaje de zinc gracias a su recubierta de este material, que se produce esencialmente de dos fuentes, la chatarra de los procesos de fabricación o la de productos obsoletos.

La vida útil de los productos que contienen zinc es variable y puede encontrarse entre los 10 a 15 años para automóviles o electrodomésticos, hasta más de 100 años para las láminas de zinc utilizadas para techos. Los postes de alumbrado público hechos de acero recubierto de zinc pueden permanecer en servicio durante 50 años o mucho más, y las torres de transmisión durante más de 70 años. Todos estos productos tienden a ser reemplazados por obsolescencia, no porque el zinc haya dejado de proteger el acero subyacente, sin embargo, aún se puede incluir el material en los procesos de reciclaje de zinc.

La presencia de recubrimiento de zinc en el acero no restringe la reciclabilidad del acero y todos los tipos de productos recubiertos de zinc son reciclables. El acero recubierto de zinc se recicla junto con otros desechos de acero durante el proceso de producción de acero: el zinc se volatiliza y luego se recupera. Se espera que el suministro de chatarra de acero recubierto de zinc se duplique en los próximos cinco años, a medida que ingresen más vehículos recubiertos de zinc, por lo que se plantea que aumenten las cifras de reciclaje de zinc.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba