Saltear al contenido principal
93 828 19 45 info@inagensl.com
UN EJEMPLO CLAVE DE LA RECUPERACIÓN DE MATERIALES USADOS: LA RECUPERACIÓN DE ALUMINIO

UN EJEMPLO CLAVE DE LA RECUPERACIÓN DE MATERIALES USADOS: LA RECUPERACIÓN DE ALUMINIO

Se trata de uno de los metales más sencillos de reutilizar y reciclar

En la batalla por lograr un impacto sostenible en el medio ambiente en nuestras actividades como sociedad, hay muchas medidas que se han erigido como imprescindibles para el cuidado de nuestro querido planeta. Y es que no podemos olvidar que nuestro hábitat nos ha dado y nos sigue dando muchísimo, y por ello es de recibo devolverle todo nuestro cariño y nuestro mejor cuidado. De bien nacidos es ser bien agradecidos, que dirían nuestros abuelos.

Es importante entender que, pese a que durante demasiados años hemos descuidado la sostenibilidad en nuestro desarrollo, que se produce de forma exponencial desde hace siglos, sí es posible compaginar un enorme crecimiento con un cuidado mayor de los recursos naturales de nuestro planeta. Y ello incluye, por poner un ejemplo, el uso de materiales que sean fácilmente recuperables y reutilizables o reciclables.

Y uno de los materiales más usados, por su eficiencia y por su enorme capacidad de reciclaje es la recuperación de aluminio.

La recuperación de aluminio es, por su sencillez y ahorro, una de las cosas que empujan a los fabricantes a usar este metal por encima de otros, ya que el ciclo del aluminio es prácticamente circular. La verdad es que no se trata de un descubrimiento reciente, pues la recuperación de aluminio es una práctica que lleva realizándose desde principios del siglo XX, teniendo su pico máximo en la Segunda Guerra Mundial, donde la necesidad llevó a economizar recursos en la fabricación de vehículos y aviones de guerra. Sin embargo, hasta los años 60 siguió siendo una práctica más bien minoritaria.

La recuperación de aluminio nos marca el camino a seguir

Desde entonces y hasta ahora, la alta capacidad del aluminio en ser reutilizado le ha abierto paso entre los materiales más usado para la construcción de utensilios. Y no es para menos, pues la energía requerida para la producción de una lata de aluminio reciclado, para poner un ejemplo, es un 95% menor que la requerida para producción de aluminio desde cero. Además, el metal no se resiente de ese reciclaje, con lo que el aluminio es un material que se puede reciclar de forma prácticamente indefinida, generando una reducción brutal en el impacto que se genera en nuestro planeta para la producción del mismo, ya que para su producción se necesita extraer la alumina en las minas de bauxita y posteriormente refinarse.

Es por eso que el uso del aluminio y su capacidad de reutilizarse es una magnífica noticia en la reducción del impacto causado por la producción de materiales básicos para la construcción a nivel mundial.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba