Saltear al contenido principal
93 828 19 45 info@inagensl.com

Reciclaje de Aluminio y gestión de residuos

Durante la última década, el fuerte crecimiento de las economías emergentes, junto con un mayor uso del cobre para tecnologías innovadoras y de energía limpia, ha llevado a una demanda de cobre significativamente mayor.

La recuperación y reciclaje del cobre en Barcelona ayuda a satisfacer esta demanda y a construir un futuro sostenible para las personas y el planeta.

El cobre es uno de los pocos materiales que se puede reciclar repetidamente sin pérdida de rendimiento. Tampoco hay diferencia en la calidad del cobre reciclado (producción secundaria) y el cobre extraído (producción primaria), por lo que pueden usarse indistintamente. El reciclaje del cobre en Barcelona reduce las emisiones de CO2 y el uso de energía

El reciclaje del cobre en Barcelona requiere menos energía que la producción primaria y reduce las emisiones de CO2. Además de sus beneficios ambientales, el reciclaje del cobre en Barcelona impulsa la recuperación de muchos otros metales como el oro, la plata, el níquel, el estaño, el plomo y el zinc.

Se estima que, en los últimos cien años, dos tercios de los 690 millones de toneladas de cobre producido todavía están en uso productivo. Casi el 70 por ciento del cobre producido en todo el mundo se utiliza para comunicaciones y aplicaciones eléctricas y de conductividad. El cobre tiene la conductividad eléctrica más alta de cualquier metal, aparte de la plata. Esta propiedad hace que el cobre sea el material de elección en la generación y transmisión de energía, entregando electricidad de manera segura y eficiente a hogares y negocios.

Los equipos eléctricos, que proporcionan circuitos, cableado y contactos para electrodomésticos y productos electrónicos de consumo, representan el 14 por ciento del uso de cobre. El 12 por ciento restante es utilizado por el sector del transporte. El sistema de mazo de cables de cobre de alta pureza en un tren, automóvil o camión transporta la corriente desde la batería por todo el vehículo hasta equipos como luces, cierre centralizado, computadoras a bordo y sistemas de navegación por satélite. Otro 20 por ciento de todo el cobre producido se usa en edificios, para plomería, refrigeración, techado y revestimiento.

El cobre proporciona estructuras livianas, duraderas y libres de mantenimiento que son naturalmente atractivas, duraderas y totalmente reciclables. El 10 por ciento restante se utiliza para monedas, esculturas, joyas, instrumentos musicales, utensilios de cocina y otros bienes de consumo.

Este enorme stock de cobre, contenido en su diversa gama de usos finales y equivalente a alrededor de 33 años de producción minera, a menudo se denomina la “mina urbana” de la sociedad.

Además de ayudar a satisfacer la demanda anual de cobre, el reciclaje del cobre en Barcelona conserva valiosos recursos naturales, ahorra energía y reduce las emisiones de CO2.

El reciclaje del cobre en Barcelona contribuye a un movimiento progresivo hacia una economía más circular.

Volver arriba